JUAN JIMENEZ ROMAN
HOMENAJE EN EL CENTENARIO DE SU NACIMIENTO
1911                                    2011

1943                                     2000


_________________________________________________

Juan Jiménez Román

Breve biografia

Nacido en un pueblo sevillano, Las Cabezas de San Juan, allá por el 1911, su niñez transcurrió en el ambiente campero. Debido a que su familia era humilde, le tuvo que ayudar a su padre en las labores de porquero, aunque desde muy temprano le empezó a gustar la lectura y fue estudiando mientras cuidaba el ganado. Ya de joven, se traslado a Sevilla, donde se coloco de dependiente en una tienda de ultramarinos. Pronto empezó a sentir las inquietudes por la lucha de la clase obrera y se afilio a la UGT, Ingresando poco después en el Partido Comunista de Andalucía. En 1935 se diplomo en agricultura, ganadería y topografía, y cuando comenzaba a ejercer, estallo la guerra civil. Le prendió, como a tantos de su generación, en sus demenciales brazos, y terminada la contienda, le arrojo al exilio, de donde regreso a España cuando estallo la guerra mundial. Un año detenido, en un campo de concentración en Cataluña y una vez en libertad, le retiraron todos sus titulos, y le prohibieron ejercer, cosa que no pudo hacer hasta 1955 año en que le devolvieron los titulos y pudo reemprender su vida profesional. Paso toda su vida dedicado por completo a su familia. Tuvo ocho hijos, aunque una se le murió con pocos meses Cuando en los años sesenta, vio que en Andalucía escaseaba el trabajo, decidió regresar a Cataluña. A pesar de que él trabajaba como inspector de cultivos en la fabrica azucarera, no le importó dejar un trabajo fijo y bien remunerado, para acabar trabajando de mozo en un almacén de pinturas en Tarrasa. Empezó por mandar a sus hijos mayores a fin de que abrieran camino al resto, y de esta manera consiguió reunir a toda su familia en esta tierra donde puso tantas ilusiones. Aquí le nacieron tres generaciones. Una vez jubilado, decidió dedicarse a escribir, publico una novela , Andalucía de Luna y Alba, Aquí murió su amada esposa. y sigue viviendo toda su familia, aunque algunos nietos decidieron volver a su tierra de origen. Sus cenizas junto con las de su compañera durante tantos años descansan en el fondo del Mediterráneo, en un pueblecito de la costa de Barcelona llamado Garraf. a dos millas de la costa rumbo al sur. Murió como vivió, de forma sencilla, sin molestar a nadie, con toda su familia alrededor, sin sufrimiento y en sus plenas facultades.

 

 

Despedida

Para ir a la pagina del homenaje, pincha aqui

Volver al inicio 

 















VISITAS